Cuando la radioactividad era buena.

Antes de que se me olvide y acordándome de un comentario que me hizo mi hermana que me dejó algo más que sorprendida , de  que antiguamente se vendían productos radioactivos como muy saludables, os dejo este enlace a otro blog que he encontrado sobre la venta de productos radioactivos a modo de curiosidad.  Os invito a reflexionar sobre los productos que se venden hoy día, sobre todo en la publicidad, que si los alfahidroxiácidos, que si el q10 , o el flúor o el triclosán. Ante la seguridad de un alimento o cosmético, lo más coherente es aplicar el principio de precaución: "no utilizarlo si no sabemos con certeza lo que nos puede provocar". Y el segundo principio es "desconfiar", recordad que sus objetivos son las ventas, no nuestra salud. Espero que disfrutéis del enlace. 

2 comentarios:

Julia dijo...

Muy sorprendente, gracias por la información.
Me encantan las instrucciones de uso del jab
on que has puesto en el blog.
Un abrazo

monika dijo...

GRACIAS POR LA INFORMACION ES MUY INTERESANTE.UN BESO

Publicar un comentario